miércoles, 8 de febrero de 2012

Crítica a la educación superior de Rep. Dom.


Este es un tema del que he querido hacer un “post” desde hace tiempo pero por una u otra razón u otro nunca encontraba el momento pero hoy me decidí.
La educación superior o universitaria en nuestro país está bastante deficiente en la mayoría de las universidades con pocas excepciones.
Cuando ingresamos a una universidad a estudiar una carrera universitaria y egresamos de la misma deberíamos ser capaces de dominar todo lo concerniente a la carrera que estudiamos tanto en teoría como en la práctica. Bueno resulta que esto no sucede así o al menos no en todos los casos.
Sería fácil culpar al estudiante de que no es dedicado y de que no investiga pero esto tampoco es cierto, no en todos los casos. Cuando una persona llega a la universidad es porque es dedicado y ha adquirido en el camino los conocimientos necesarios para estar ahí. Claro que uno no se puede convertir en un buen profesional solo con lo que le dan en la universidad, sino que hay que investigar y estar actualizado con las nuevas cosas que suceden en nuestro ámbito profesional para poder mantenernos en el marcado y ser competentes.
Pero las mayores deficiencias están en las universidades, específicamente en los programas académicos que son los mismos de 10 a 15 años atrás con muy ligeros cambios.
Como ejemplo palpable de lo que acabo de exponer puedo mencionar la carrera de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras. Esta es una carrera que necesita de un conocimiento amplio de varios idiomas, principalmente el inglés. Un profesional de esta carrera que no sabe inglés es que una motocicleta con una sola rueda.
Sin embargo, la mayoría de los egresados de la universidad O&M (por mencionar una) no tiene ni siquiera un dominio básico de esta lengua y mucho menos de francés o italiano inglés.
Lo mismo pasa con la carrera de contabilidad. Esta es una carrera que amerita de un conocimiento basto de la parte impositiva que es la piedra angular donde descansa esta actividad profesional. El profesional de la contabilidad que no sabe de impuestos está obsoleto y es totalmente incompetente además que con la parte impositiva y es que se obtiene los mayores beneficios económicos y en menor tiempo. El que se logra graduar de contabilidad tiene que hacer un montón de cursos impositivos y de inventarios y otros más para poder desempeñarse de manera eficiente en su área.
No obstante los profesionales recién egresados de la universidad en su gran mayoría no saben calcular, registrar, reportar, liquidar ni llenar los formularios inherentes a los principales impuestos utilizados por las empresas en el país.
Y así como estas hay muchas otras. Y estoy es una deficiencia muy grave y que es bastante limitativa para los actuales y futuros profesionales.
Las universidades deben actualizar sus ofertas académicas acorde a los requerimientos de los cambios en el mercado laboral y a las leyes del país en cuestión. Es decir, si se implementa o modifica  un nuevo impuesto, a los pensum de las carreras relacionadas con esto como son la de Derecho y de Contabilidad se le debe agregar una asignatura para aprender a manejar esto.
La universidad que tengo en su oferta académica hotelería debe tener un programa de idiomas eficiente  que permita al estudiante graduarse de dicha carrera pero con los conocimientos de idiomas necesarios para poder ejercer de una manera eficiente una labor productiva en el sector laboral en que se desempeñe y no como el que tienen ahora que solo está ahí para llenar requisitos.
Las universidades tienen que aunar esfuerzos para que sus egresados sean competentes y se puedan insertar en el sector productivo satisfactoriamente.
Pero afortunadamente no todo es malo porque entre las pocas excepciones que no tienen las carencias antes mencionadas están las siguientes universidades: INCTEC, UNIVE, LA UNPHU Y APEC. Claro que no todo el mundo tiene los recursos económicos para pagar una de estas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada